“La perla tapatía sigue levantando la mano y ganando cada vez más atención de una industria que un día estuvo totalmente centralizada”

En aras de la mercadología es conocido el mito de que “si pega en Guadalajara, puede pegar en cualquier parte”, y sigo sin entender los fundamentos de esta frase. ¿Será porque tenemos gustos muy peculiares y refinados? ¿Somos demasiado exigentes en la calidad de lo que consumimos? O simplemente… ¿Porque somos muy mamones?

Quizá ese último adjetivo sea muy ambiguo y subjetivo, dependiendo a lo que se quiera referir, y si en este caso hablamos de la “fama” que tiene la ciudad y su gente por ser el principal foco de atención cuando se busca lanzar un nuevo producto o servicio, creo que ha tomado mucho tiempo el desmarcarnos de la capital en donde, por muchos años, había estado cautiva toda la industria creativa.

Hoy el panorama es diferente, gracias a la suma de diferentes factores como lo ha sido el “boom” tecnológico que ha hecho cada vez asequible el comprar equipo profesional de producción (si hablamos de nuestra área en específico), y lo cual ha generado que cada día se abran nuevas agencias de publicidad, casas productoras, boutiques de animación y post producción, estudios de producción de audio, entre otros. Además de la suma de esfuerzos entre Academia (con cada vez más carreras, cursos, diplomados y talleres ad hoc a la industria), Gobierno (a través de incentivos, programas, eventos y apoyos que captan la atención de grandes empresas de la industria) y, por supuesto, la Sociedad tapatía a través de la industria profesional ha convertido a Guadalajara en la “capital de la innovación”, y son cada vez más las grandes empresas que ponen su interés en la perla de occidente y su capacidad de desarrollo en proyectos de gran envergadura con los cuales, poco a poco, se va descentralizando la industria creativa.

 

 

Pero ¿qué nos falta para dar el siguiente paso? La “riña” entre los capitalinos y tapatíos es cada vez mayor, pero entre los dimes y diretes, entre comparaciones y discusiones sobre si las quesadillas deben o no llevar queso, estamos perdiendo de vista en muchas ocasiones la oportunidad de cruzar las fronteras y cerrar filas para juntos traer la atención de nuevos mercados internacionales los cuales buscan soluciones BBB, buenas, bonitas y baratas, en comparación con sus costos internos, y México como país e industria puede ofrecer todo eso y más.

Quizá suene a discurso triunfalista, quizá un tanto soñador e ingenuo, pero los números hablan por sí mismos.
Cosas grandes se están cocinando, y tenemos la fortuna de ser generadores y partícipes de proyectos de los cuales antes sólo se podían idealizar en nuestros sueños.

#stayAlpha

Si te interesa conocer de este y otros temas de interés en diseño web, redes sociales y producción de video y fotografía, te recomendamos leer otros de nuestros artículos.

Deja un comentario